domingo, 18 de enero de 2015

Blonde Ale 2014

La sexta temporada arranco haya a finales de septiembre con una blonde ale (seguimos con retraso para no perder la costumbre). Esta receta fue una de las que se quedo en el tintero la temporada pasada que fue un poco un coitus interruptus.

Es la tercera que hago aunque solo haya publicado la primera. La segunda fue igual que la primera y aunque no estaba del todo mal no me acababa de convencer. Esta vez he prescindido de las malta especiales y he hecho una cerveza con maltas mas suaves. Lager, pale y malta de trigo. El lúpulo aproveche el Cascade del premio del I concurso Homebrewer el Jardín del lúpulo y cambien el Celeia.

Al final la receta fue una nueva Blonde. La maceración, hervido y adicción de lúpulo se mantuvo igual aunque al fermentar la densidad no bajo tanto como me hubiera gustado y quedo una cerveza un poquito mas baja de alcohol aunque de todos modos así también esta bien.

El resultado de tantos cambios fue el que andaba buscando cuando pensé en la primera blonde. Una cerveza ligera y fácil de beber. El sabor cítrico del Cascade le da una sabor muy agradable y el perfil de maltas es mas suave que la anterior. EL toque de trigo le da un sabor algo mas ácido que las maltas pale y lager y hace la cerveza mas refrescante. El trigo también ha ayudado a mejorar la espuma de la cerveza siendo mas presente, persistente y densa.

Creo que esta es la receta definitiva para mi blonde ale.



RECETA:

Volumen lote: 32 litros aprox.
Nombre: ¿¿¿???
Estilo: Blonde Ale
OG: 1053
FG: 1016
Boil: 60 min.
ABV: 5%
SRM: 3
IBUs: 24

MALTAS:
Pale Pilsen
Munich
Biscuit

LÚPULOS:
60 min: Cascade
15 min: Cascade
0 min: Cascade

LEVADURA:
Safale US-05.

AGUA:
Del grifo

MASH:
Single infusión rest 60 min. Ratio 3,129 l/Kg

FERMENTACIÓN:
A temperatura ambiente (20ºC aprox.)
7 días.
2ª fermentación temperatura ambiente (15ºC aprox.)
7 días.

COMENTARIOS:
El resultado ha sido muy satisfactorio. Quería una cerveza fácil de beber y con un sabor agradable y es lo que ha salido. Una mas de las fijas para elaborar frecuentemente.
El único punto por poner alguno seria obtener una densidad final un pelín menor.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Russian Impetial Stout

La tercera y (por desgracia) última elaboración de esta temporada ha sido una Russian Imperial Stout. Dentro del abanico de las Stout esta es la que se sitúa en el punto más alto en cuanto a niveles de alcohol y una de las que más cuerpo tiene y amargor/lúpulo (IBUs). El alto contenido de alcohol hace de este estilo uno de los más difíciles de elaborar, de hecho supone un reto en sí.

Este estilo es originario de Inglaterra y en la época de la zarina de Catarina II era un estilo muy apreciado dentro de su corte importándose desde Inglaterra a Rusia. Los orígenes de las Stouts se encuentra en las Porter e inicialmente la Stout era el nombre para una Ale oscura y fuerte. Mientras en las Porters se usaba malta “Brown”, las Stouts fueron utilizando cualquier tipo de malta oscura al principio malta “Brown” para pasar a usar malta chocolate y finalmente “Black Malt”.  Las Stouts se empezaron a distinguir por su densidad inicial en sencillas, dobles o Imperial. La Imperial era la que tenía una densidad inicial más elevada (1080-1100) y por ello su alto contenido de alcohol. Los altos contenidos de alcohol y de lúpulo de este estilo estaban pensados para preservar la cerveza durante los largos viajes por mar y también para prevenir que la cerveza se helase. Aunque la cerveza era originalmente elaborada en el siglo XVIII poco a poco fue disminuyendo su elaboración hasta el siglo XX con ascenso de las microcervecerías americanas quienes les ha dado un toque personal más americano. El estilo de la Russian Imperial Stout hace que sea una cerveza con alto contenido alcohólico entre los 8 y 12 ABV y una adicción de lúpulos también alta entre los 50 y 90 IBUs.

La razón por la que el alto contenido de alcohol dificulta la fermentación de esta cerveza es que la levadura sufre de estrés en los mostos de alta densidad debido a la alta presión osmótica y a los alto contenidos de alcohol. Para mejorar el crecimiento de la levadura en estas condiciones se debe de añadir nutrientes y oxígeno al mosto. También es importante elegir una buena cepa que tolere bien las altas cantidades de alcohol. En mi caso elegí una levadura seca SaleAle S-33 que según la página de Fermentis está indicada para cervezas con alto contenido alcohólico. Para oxigenar el mosto (o mejor dicho airearlo) salpique el mosto al caer al fermentador y después lo agite bien con la espátula para remover el empaste. Con ello pretendía conseguir unos niveles de oxígenos suficiente para que la levadura se propagara bien y después pudiera fermentar bien el mosto. Sin embargo parece que no fue suficiente. Después de varios días en el fermentador el mosto no bajo de 10XX lo que daba unos 8,6 ABV. En realidad con este contenido de alcohol y demás parámetros estaríamos dentro de una Russian Imperial Stout pero no estaba dentro de los 10-11 ABV que deseaba. La causa como he comentado podría ser la baja concentración de oxígeno en el mosto (según información de Wyeast serían 8ppm) o quizás también a que la S-33 no tolere tan bien las concentraciones tan altas de alcohol. La cerveza ha estado guardada en botella XX meses lo cual le ha favorecido mucho. Ha hecho que la cerveza desarrolle mejor la espuma y que la malta y el lúpulo se integren mejor pasando a darle más protagonismo a los sabores de la malta que la que inicialmente tenía el lúpulo en la cerveza joven.


La cerveza en si está muy rica. Una cerveza densa con mucho cuerpo y sabores a café, chocolate, vino dulce (vino de quina) y sabores dulces de, quizás, caramelo. La presencia de lúpulo no mataba la armonía de las maltas, haciéndolo suave y agradable. Los aromas en concordancia con los sabores (cafes, chocolates, vino dulce…). Poco carbonatada y con una espuma cremosa, persistente, de burbuja pequeña y color canela claro. En este caso la alta presencia de alcohol no se encuentra en absoluto ni al paladar ni en el aroma. Una Russian Imperial Stout muy agradable de beber.

RECETA:
Volumen lote: 17-18 litros aprox.
Nombre:¿¿¿???
Estilo: “Russian Imperial Stout”
Boil:60 min.
ABV: 8,6%
SRM: 55
IBUs: 75
MALTAS:
Pale Ale, Munich, Crystal, cevada tostada, Black Malt, Chocolate, copos de cevada y copos de avena.
LÚPULOS:
60 min: Centennial, Chinook
30 min: East Kent Golding
5 min: East Kent Golding
LEVADURA:
Safbrew S-33
AGUA: 
Del grifo.
MASH:
Infusion Simple rest 90 min. Ratio 3,129 l/Kg
FERMENTACIÓN:
1ª fermentación a temperatura ambiente (20ºC aprox.) 7 días.
2ª fermentación temperatura ambiente (20ºC aprox.) 14 días
 
Comentarios:

-          Se debería de conseguir el ABV deseado sin perjudicar el resultado final de la cerveza obtenida.

sábado, 18 de octubre de 2014

3er Concurso Homebrewer EJDL

Un año más los chicos de “El Jardín del Lúpulo” celebran su concurso Homebrewer. Este año habrá mayor cuantía total de premios  (llegando hasta los 2000€ en galardones) y con el premio estrella (a mi juicio) de la elaboración de 2000 litros de la cerveza ganadora en las instalaciones de Domus (Toledo).

Para los que estén interesados en participar el plazo de entrega es hasta el día 23 de enero de 2015. A parte de las ya clásicas categorías (Cervezas de estilos de origen inglés, belga y germano), este año habrá una nueva categoría “libre”.



Si queréis más información sobre el concurso (entrega, cuotas, embalaje, etc.) podéis visitar la siguiente página donde están las bases del concurso:

http://eljardindellupulo.blogspot.com.es/p/3er-concurso-homebrewer-el-jardin-del.html

Personalmente recomiendo la participación. Es un concurso en general bastante bien montado y las experiencia es bastante recomendable para todo aquel que elabore cerveza en casa.

Animaos a participar!!!

jueves, 30 de enero de 2014

Weissbier 2014

El primer lote de esta temporada ya  está listo para beber. Esta temporada he empezado repitiendo una de las recetas que realizara la temporada pasada en concreto la Weissbier que quedo tercera en el primer concurso hombrewer “El jardín del lúpulo”. La receta en principio iba a ser exactamente la misma que el año pasado (misma maltas, mismos lúpulos, misma agua, misma levadura, mismo proceso de elaboración, misma fermentación, etc) salvo que a última hora me vi obligado a cambiar el lúpulo. En un inicio debía de llevar Hallertauer Tradition pero al echar mano a la cesta de los lúpulos vi que no tenia de este con lo que me vi obligado a improvisar. Entre los que tenía me decidí por elegir un Perle ajustando las cantidades para conseguir los mismos IBUs. El resultado fue igualmente satisfactoria con lo que creo que fue una muy buena elección. Quizás con el Perle el sabor era un poco más suave en cuanto a lúpulos pero sutilmente.

La cerveza resultante fue una cerveza de color pajizo claro y turbio con una muy buena retención de espuma la cual es densa, compacta y de burbujas pequeñas. En cuanto al sabor, como he dicho, es de un sabor suave y fresco de carácter maltoso. Con olores y sabores cítricos, plátano y un suave gusto final al clavo.

Después de la experiencia del cambio de lúpulo y viendo los resultados tanto con el Tradition como con el Perle y además teniendo en cuenta que este es uno de mis estilos preferidos, esta cerveza será sin ninguna duda una de las cervezas fijas para repetir cada temporada.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Inicio Quinta Temporada

Con la despensa cargada hace ya varias semanas y con el poco tiempo que suele ser habitual, ya estoy  listo para empezar la nueva temporada. La intención para esta temporada  es repetir algunos de los estilos que más me gustan y cocinar algún estilo nuevo que hasta ahora no había hecho. Todo dependerá del tiempo, como suele ser habitual.


lunes, 7 de octubre de 2013

Lúpulo 2013


Este año la cosecha de lúpulo ha sido bastante pobre aunque la “plantación” ha crecido ya que he incorporado nuevas variedades. Ya sobre abril mayo plante esquejes nuevos de East Kent Golding (EKG), Cascade y Nugget de los que finalmente solo sobrevivió el EKG. Los otros esquejes no los planté en buenas condiciones (estaban algo secos) y ya entonces se veía que era bastante probable que no nacieran. Estos esquejes los planté junto al Centennial y Fuggles que tenia del año anterior.

Al cabo de un par de semanas de plantarlos vi que al lado del agujero donde plante uno de los rizomas de cascade estaba creciendo un brote de lúpulo. El brote estaba justo en el borde del agujero donde plante el esqueje y me pareció francamente raro que lo hubiera plantado tan mal. Desterrando con cuidado el esqueje para poder replantarlo ubicándolo mejor me di cuenta que el esqueje que estaba brotando no resulto ser el que plante esta temporada si no el que en invierno me sacaron los jabalíes y que pensé que estos se habían comido. La sorpresa no se acabó aquí, mientras sacaba este esqueje observe que al lado había otro brote. Este en medio de dos hoyos, desubicado de todo sitio y sin razón alguna de ser allí. Parecía que este brote provenía también de un esqueje del mismo lúpulo de cascade. Al desterrarlo vi que la raíz era bastante grande y que por ello debería de corresponder a otro trozo de raíz. El jabalí habíadesterrado el rizoma y lo había partido en dos dejándola desparramada entre la tierra. No sé si comió algo pero si lo comió por lo visto no le gusto porque lo dejo por allí.

 
Después fueron saliendo el resto de rizomas y poco a poco fueron creciendo y echando las primeras flores. El que más creció fue el Centennial con una altura de algo más de 2 metros (nada del otro mundo). Mientras que el Fuggle y los nuevos de Cascade y EKG apenas llegaron al metro (algunos incluso menos de medio metro). Las semanas fueron pasando hasta llegado mediados del mes pasado cuando fui a recoger la “cosecha”. De camino al huerto me encontré con una batida de jabalíes. Hacía mucho que no veía una. Me dirigí a las plantas para recoger la cosecha que como ya he dicho fue bien pobre. Después de recoger las plantas, secarlas y entresacar los lúpulos el resultado fue un puñadito de apenas 15 gramos de Centennial. Una paupérrima cosecha que sirve de bien poco, a lo sumo para enseñarselo a los amigos para los que no saben que es ese ingrediente de la cerveza llamado lúpulo puedan verlo, tocarlo y olerlo. El resto de plantas apenas habían dado nada de flor. Las raíces ahora están enterradas y tapadas con hierba seca esperando al invierno hasta que pasen los meses de frio para volver a rebrotar.
 

viernes, 26 de julio de 2013

Que hacer en verano

Durante los meses de verano las temperaturas suben demasiado para la cerveza fermente adecuadamente (excepto algún estilo) es por eso que no se suele elaborar durante este época. A pesar de todo siempre hay algo que hacer. Esta verbena de San Juan fui a casa de un amigo. Me tenia un buen puñado de botellas de cava que he lavado. Un duro aunque necesario trabajo que se puede hacer estos días.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...